Para darle prioridad a los envios de emergencia del Covid-19, Algunas de las ordenes pueden tener un retrazo de 4-5 dias.

Dia 16 Orando por su Reputación

DIA 16

ORACIÓN: POR SU REPUTACIÓN

Señor, oro que (nombre del esposo) tenga una reputación que no se pueda empañar. Yo sé que el hombre es a menudo valorado "por lo que otros dicen de él" (Proverbios 27:21), así que te ruego que él sea respetado en nuestro pueblo y que las personas hablen bien de él. Tú has dicho en tu Palabra que "la maldición sin motivo jamás llega a su destino"
(Proverbios 26:2). Oro para que nunca haya razón para que se digan cosas malas de él. Mantenlo fuera de enredos legales. Protégenos de demandas y procedimientos criminales. Líbralo de sus enemigos, Señor. Protégelo de aquellos que se levantan para hacerle daño
(Salmo 59:1) Defiéndelo de los que lo atacan (Salmo 35:1). En ti, Señor ponemos nuestra confianza. Que nunca nos avergoncemos (Salmo 71:1). Si tú
eres por nosotros, ¿quién puede estar contra nosotros? (Romanos 8:31)

Tu Palabra dice que "un árbol bueno no puede dar fruto malo y un árbol malo no puede dar
fruto bueno. Todo árbol que no da buen fruto se corta y se arroja al fuego" (Mateo 7: 18-19). Oro para que mi esposo produzca buenos frutos de la bondad que hay dentro de él y que sea conocido por el bien que él hace. Que los frutos de honestidad, confiabilidad y humildad endulcen todos sus tratos para que su reputación nunca sea dañada.

Protege su vida del enemigo, escóndelo del consejo secreto del malvado. Sácalo de cualquier trampa que haya sido puesta para él (Salmo 31:4). Mantenlo a salvo de la malvada boca chismosa. Donde se haya hablado con mala intención
de él, toca los labios de estas personas con tu fuego purificador. Deja que la responsabilidad de los involucrados sea revelada.

Permite que aquellos que buscan destruir su vida sean avergonzados y traídos a confusión; y los que le desean mal huyan en forma vergonzosa y sean llevados a deshonra (Salmo 40:14) Que él pueda confiar en ti y que no tema de lo que pueda hacerle el hombre (Salmo 56:11)
Porque tú has dicho que cualquiera que crea en ti no será avergonzado (Romanos 10:11) Dirígelo, guíalo, y sé su castillo fuerte y su lugar de refugio. Que su luz brille de tal manera delante de los hombres que les permita ver sus buenas obras y te glorifiquen, Señor (Mato 5:16)


REFLEXIONA:
Una buena reputación es algo frágil, especialmente en estos días de medios de comunicación rápidos. Con solo estar en el lugar equivocado en el momento equivocado puede arruinar la vida de una persona.

La reputación no es algo que se debe tomar a la ligera. La buena fama vale más que muchas riquezas (Proverbios 22:1) y es mejor que el "buen perfume" (Eclesiastés 7:1). Es algo que se debe valorar y proteger. Una persona que no valora su reputación puede algún día desear credibilidad y no encontrarla.

Nuestra reputación puede ser arruinada por cosas malas que hacemos, por las personas con las que nos asociamos o por palabras disparadas que se hablen acerca de nosotros. En los tres casos, hay maldad envuelta. Un caso desafortunado en los tribunales, un chisme significativo que se divulgue, una mala influencia, un artículo de periódico poco halagador, o quince minutos de notoriedad pueden destruir todo por lo que un hombre ha luchado toda su vida. La oración es nuestra única defensa.

Debido a que sabemos lo dañinas que pueden ser estas cosas, siempre llamamos a las personas que pensamos serían las más afectadas cuando se nos ha citado de forma incorrecta y le decimos cuál es la verdad. Por supuesto que no es posible que podamos comunicarnos con todo el mundo; así que oramos para que aquellos a quienes llamamos sean suficientes para terminar con el asunto.

Una mujer virtuosa, dice la Biblia, tiene un esposo que es respetado. Él es "respetado en la comunidad; ocupa un puesto entre las autoridades del lugar" (Proverbios 31:23). ¿Eso sucede solo? ¿El esposo de toda mujer virtuosa tiene su reputación garantizada? ¿O tiene ella algo que ver con esto? Es cierto que el hombre recibe cierto respeto por tener una buena esposa, pero yo creo que una de las buenas cosas que ella hace es orar por él y su reputación.

Orar por la reputación de tu esposo debiera ser un proceso continuo. Sin embargo, mantén en mente que él tiene libre albedrío. Si él no es sensible a la dirección del Espíritu Santo, puede que insista en ir por su propio camino e involucrarse en problemas. Si algo así sucede o ya ha sucedido para empañar su reputación, ora para que Dios saque de esta situación mala algo positivo. Él puede hacer también eso.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados