Para darle prioridad a los envios de emergencia del Covid-19, Algunas de las ordenes pueden tener un retrazo de 4-5 dias.

Dia 19 Orando POR SU PASADO

Serie 31 días de oración por tu esposo

DIA 19
Orando POR SU PASADO

REFLEXIONA:
No debemos vivir en el pasado pero si aprender de él. Tenemos que olvidarnos de “lo que queda atrás” y hemos de “seguir avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús” (Filipenses 3:13-14). Dios es un redentor y un restaurador. Necesitamos permitirle que obre en nuestra vida. Él puede redimir el pasado y restaurar lo que se perdió. Puede compensar por las cosas malas que han sucedido (Salmos 90:15) Jamás podremos salir del presente y entrar en el futuro que Dios tiene para nosotros si nos aferramos al pasado y vivimos en él.

El pasado de tu esposo no solo le afecta a él, sino a tus hijos también. Es más que solo transmitir a tus hijos y nietos el color de tu cabello y de tus ojos. Podemos dejar una herencia tan dolorosa y dañina como la que nosotros mismos hemos experimentado. Les podemos legar una herencia de divorcio, ira, ansiedad, depresión y temor. De lo que tú y tu esposo se puedan librar significará más libertad para ellos. Mientras vivas en el pasado, no sólo has de perder un poco de lo que Dios tiene para ti, sino también para el futuro de tus hijos.

Es muy probable que los sucesos del pasado de tu esposo que más le afectan hoy en su vida sean los que ocurrieron en su niñez. Las cosas malas que sucedieron o las cosas buenas que no sucedieron con los miembros de la familia son las de mayor importancia. El ser catalogado de cierta forma por un familiar o compañero pasa hasta la vida de adulto. Palabras tales como “gordo”, “estúpido”, “falto de coordinación”, “fracaso”, “pobre”, “perdedor”, “puerco”, “cuatro ojos”, “lento” o “idiota” se hacen sentir y quedan impresos en la mente y en las emociones hasta bien entrada la adultez. Aunque nadie puede hacer como si el pasado no hubiera existido, es posible orar para eliminar los efectos.

Dios dice que debemos clamar para ser libres, caminar en sus caminos, proclamar su verdad, y entonces hemos de encontrar libertad de nuestro pasado. Pero a veces existen niveles de libertad que hay que atravesar. Quizás tu esposo cree que está libre de algo, pero esto vuelve a su cabeza, dejándolo con el sentir de que está de nuevo donde comenzó. Dile que no se desanime por eso. Si ha estado caminando con el Señor, es posible que esté entrando en un nivel de libertad más profundo, el cual Dios quiere obrar en su vida. Con seguridad tus oraciones lo han de ceñir para la jornada hacia una libertad mayor.

Ser librado del pasado puede suceder muy rápido o puede ser un proceso paso a paso, dependiendo de lo que Dios nos esté enseñando. Tienes que ser paciente y orar el tiempo que sea necesario para poder mantener contenidas las voces del pasado y tu esposo pueda tomar la decisión de no oírlas.

OREMOS

Señor, oro para que ayudes a (nombre de tu esposo) a dejar su pasado por completo. Líbralo de cualquier cosa que lo esté sujetando. Ayúdalo a quitarse el viejo comportamiento y la manera en que acostumbraba a pensar en él y ser renovado en su mente (Efesios 4:22-23). Dale un entendimiento mayor para saber que tú haces todas las cosas nuevas (Apocalipsis 21:5).
Muéstrale una manera fresca e inspirada por el Espíritu Santo de relacionarse con las cosas negativas que han sucedido. Dale la mente de Cristo para que pueda discernir con claridad entre tu voz y las voces del pasado. Cuando escuche aquellas voces viejas, ayúdalo a levantarse y a apagarlas con la verdad de tu Palabra. Donde con anterioridad ha experimentado rechazo o dolor, oro para que no le permita influir en lo que ahora ve y oye.

Derrama perdón dentro de su corazón para que la amargura, el resentimiento, la venganza y la falta de perdón no tengan lugar ahí. Que pueda ver el pasado solo como una lección de historia y no como una guía para su diario vivir.

Donde quiera que su pasado se ha convertido en un recuerdo desagradable, oro para que tú lo restaures y saques vida de ahí. Cubre con vendas sus heridas (Salmo 147:3). Restaura su alma (Salmo 23:3)

Ayúdalo a soltar el pasado para que no viva en él, sino que aprenda de él, que rompa con él, y entre en el futuro que tienes para él.

31 días de oración por tu esposo
Libros digitales, enviados a tu email de inmediato

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados